"Seducido por la voluntad del aire"

Discreto, el sin tierra, de vez en vez nos obsequia un detalle de sus visualizaciones narrativas...

EL DESCUIDO DIVINO

Author: EL AERONAUTA /

Imagino ojos de mar adentro, navegado en los comienzos. En esos elementales segundos significativos donde el todo es el resultado de la experiencia. Supongo que en la búsqueda siempre encontraras aquella misma piedra, amenazante y al acecho de tus caminos y de tus repeticiones. Aquí te espera un sin fin de equivocaciones en la gesta del descubrimiento. En efecto, en la paciencia transcurrirá tu tiempo. Imagino estadios profundos, sin límites para la proyección cuántica de las realidades paralelas que visites. Dependerá de la perspectiva lúdica y de las adaptaciones que te permita el recorrido. Aquí te aguarda la subjetividad social, los que te cuentan lo que siempre ocurrió, terratenientes del suelo de todos e incrédulos que te desean suerte y rezan para que arribes sin inconvenientes al paraíso eterno. Imagino que la corriente de la existencia te transportará hacia donde aspires, de acuerdo a la cronología de los vientos. Aquí te espera el sol y la lluvia, las aclaraciones y el ahogo. El efecto pie de plomo y los pronósticos aleatorios. Imagino música en tu perímetro de sueños, armonías que sosiega tu permanencia al resguardo, mientras el período demora. Aquí te espera un puñado de melodías para desfibrilar, con cierta insistencia para tus oídos, el compás de nuestros mandatos. Nuestras figuraciones se condicen con las expectativas; las cuales contienen en su principio activo, excedentes de abrazos tibios y toda la libertad que te podamos heredar.

AVE COR

Author: EL AERONAUTA /

Infinidad de hechos propicios, sucesivas complacencias que percibe mi corazón y sus movimientos; así es, como mi arcano opulento en gamas perpetúa el momento en que prefiere amainar la malicia de la época… Y solo recordar. Se asemeja a los distintos suspiros que agolpan mis vientos. La juerga infantil sin la posibilidad de interpretar tamaña palabra, cuando al unísono nos escondíamos ingenuos del descanso del sol para que no nos suceda el hallazgo del tiempo y la oscuridad. Los carnavales donde el agua contenía, en su composición natural, las declaraciones más infundadas de amor perdurable que solo transcurrían en un día de verano. Recuerdos inmediatos que se depositan plácidos, en un despliegue de imágenes. La violencia patológica de un cinturón; que en su desorden emocional olvidaba, como siempre, que en su pasado fue ternero. La desidia displicente de mis anhelos, sosegados ciertamente por mis gloriosos ascensos alados. La impronta precoz de mi barrilete imaginario con una inagotable demanda altruista, para la impericia de los hilos. Los cuales tolerantes se condenaban a sus enredos y sus imposibilidades. Siempre seré el preferido de las siestas, constantemente libre en mis sueños originarios. Cuando encuentro esos pequeños detalles en el cajón izquierdo; de mi corazón pequeño.

ESTIRPE ALADA

Author: EL AERONAUTA /

Reposa dulce nodriza en los sueños infinitos de la paciencia y el hallazgo de mis soplos eventuales. En el extravío de nuestros despertares solitarios, de nuestras perspectivas inciertas. Impacientes por lo eventual de este cielo compartido, por la ascendencia espiritual creación de mi estirpe alada. Esencia de nuestra abstracción de suelo alguno, sueña las palmas del crepúsculo embelleciendo la creación. Festivos nuestros ojos se sumaran al acontecimiento; vivases por la luz primigenia. El tiempo será una sucesión de eternas pertenencias, la vida una representación continua de lo importante. Sin escatimar sonrisas la gloria adquirida permanecerá inherente a nuestros latidos. Nativos del aire que respirará la inconsciencia vital de nuestros fabulosos aciertos sintomáticos. La imaginación se engendra en las alturas, distantes de la repetición habitual de los pasos. El núcleo de la existencia es la correspondencia de nuestras particularidades. En el apogeo de las mismas ternuras. La razón se encuentra honrada al final del camino de tu ombligo...

BITACORA

Author: EL AERONAUTA /

En la inesperada similitud de las pertenencias, donde la luna permite al sol compartir el cielo de los aires de todos. El descaro imperceptible de las desolaciones involutivas elude la afirmación de nuestros comienzos. En la demanda de nuestros abrazos paríos e insolubles, en la búsqueda de la vehemencia vital y continua de esta plusvalía térmica. Así nos fugamos en el convenio de nuestra genialidad intrínseca, hacia el acuerdo de nuestros deseos. Asumiendo la necesidad de nuestras caricias perdurables. Otorgando propósito a nuestro encuentro, despertando a tiempo para el acontecer. Evadiendo el tremendo estruendo de los latidos antiguos, divergentes tras el espectro ausente de la soledad y sus formas. Viajando al sosiego del armisticio que habitan en el descanso de nuestra introspectiva, recorriendo cada una de nuestras imperfecciones favorecidas por lo imperceptible y esencial de ambas cegueras. Trasladando infinitas voluntades al encuentro de lo que esconde el lustro de nuestro descubrimiento. Transitando una bienvenida perenne y afectuosa, que transcurre desde lo que ya es; hasta lo que continuará siendo.

PRESENTES

Author: EL AERONAUTA /

Desapareció el alma…del extremo en dirección contraria, acallando a los puntos suspensivos de los medios inoportunos. Los gritos acompañaran tus redobles en la inmensidad de Dios, confesándose en silencio a la memoria de los impropios. Detallando la distancia entre la identidad y las huellas de un pasado pisado, por la ignorancia del espanto. Se fugará tu sombra de la luz que apesadumbro y atormentará la formulación de tus cuentas pendientes e insensatas, de dividir para sumar. Aumentará tu temor hacia la almohada por su semejanza de tonos, y por que te recuerda a alguien que jamás descansa. En tu país de nunca más oirás por siempre los ruidos de rotas cadenas y te encontrará la paz de los que no pueden buscar. El tiempo y su reorganización contienen pesadillas de libertades, como así mismo senilidad de pensamiento para el reflejo de tu única idea. Tus sueños de facto; despiertan exaltado por el manifiesto de almas disidentes, partes del aire que te ahoga. La paradoja de la existencia, se inscribe en el final de tus movimientos; tu maldición será tu vida, puesto que ni siquiera la muerte te quiere entre sus brazos…


(A la memoria del déspota)

AERONAUTA

Author: EL AERONAUTA /

En el incipiente abismo de sus ojos afables se ocultaba el interrogante, sin dejar pasar más que un suspiro consulto: -¿porque vuelas?
Vuelo porque en la inmensidad recreo mis pensamientos más jóvenes sin reparar allí, en la temible condescendencia para con la realidad.
Vuelo porque aquí no hay tiempo que perder, ni minutos de gloria, ni horas señaladas. Porque el tiempo es solo un capricho del sol, que aguarda impaciente que suceda el ocaso.
Vuelo porque tu piel me impulsa a lo ilimitado de la experiencia sentimental y cristalina.
Vuelo con la idea del aire, con las manos del viento.
Vuelo cómodo porque allí encuentro un error que desemboca en el descubrimiento.
Vuelo porque retozo en los sueños ajenos y allí configuro mi descanso, en el anhelo de los que no pueden despertar.
Vuelo porque allí convivo con las vírgenes de arrojo.
Vuelo porque en la expansión hay música y me arremolino en la sinfonía de tus labios.
Vuelo porque aquí nadie le canta a la luna, pues todos bailan con ella.
Vuelo en busca de la luminaria que habita entre tu cuerpo y el cielo, me encandilo, me fascino ante la luz de la propietaria de mis suspiros.
Vuelo exultante con la intemperie, con las cenizas de mi nostalgia.
Vuelo porque allí concibo la gloria, porque tu aroma me zumba en los huesos.
Vuelo porque tus ojos me invitan a flotar y porque descubrí que la pacificación se desprende de esta versión particular… de libertad.

(Fragmento extraído de las
Pupilas de Mariela).

Se ha producido un error en este gadget.